Sapo Espinoso

Info
Anfibios y reptiles
Nombre Científico

Rhinella Spinulosa
Sapo Espinoso

Distribución en Chile: Arica-Parinacota hasta Los Lagos. Aparentemente ausente en ciertas zonas dentro del rango de 23˚ – 30 ˚ S.

Hábitat: Ríos, esteros, laguna, vertientes y vegas de altura. Matorral altoandino. Desde 1.000 hasta 4.600 m.s.n.m.

Descripción:
Largo:
110 mm.
Especie de tamaño mediano a grande. Cuerpo robusto, extremidades proporcionalmente cortas, cabeza grande más ancha que larga. Piel muy glandular, con formaciones córneas a modo de espinas distribuidas irregularmente sobre el dorso y extremidades, más desarrolladas en los machos. Glándulas parotoideas bien desarrolladas detrás de los ojos. Coloración variable, amarillenta a gris verdosa, con manchas oscuras. Coloración ventral blanco grisáceo. Larvas de color negro, alcanza los 35 mm de largo.

Alimentación: Carnívoro generalista.

Reproducción: Durante la época reproductiva constituyen importantes agregaciones en los lugares de postura. En la zona central las posturas ocurrirían en Octubre y la duración del estadio larval sería entre 3 – 4 meses, con gran mortalidad durante estos periodos (sobre el 95%).

Observaciones: Es un anfibio altoandino que se distribuye en Perú, Bolivia, Argentina y Chile (Veloso et al. 1982). En nuestro país, se extiende discontinuamente por la Cordillera de Los Andes desde la Región de Arica y Parinacota hasta el sur de la Región de Antofagasta y desde la Región de Valparaíso hasta la Región de Los Lagos. Gracias a la tolerancia al estrés hídrico, la presencia de este anfibio en la zona norte se extiende desde 287 m.s.n.m. en Azapa hasta los 4.600 m.s.n.m. en Chungará (Correa et al. 2010). En la zona central son imprecisos los límites de altura, encontrándose desde los 1.200-1.400 m.s.n.m. hasta probablemente los 3.000 m.s.n.m. (C. Correa). Es una especie principalmente terrestre, de hábitos nocturnos, de gran tamaño (entre 55.5 – 110 mm; Cei1962, C. Correa) y piel muy áspera conformaciones glandulares cornificadas que le dan el aspecto de “espinas”, de ahí su nombre científico. Además, como característica de los anfibios de esta familia, presentan una glándula parótida en el dorso inmediatamente detrás de los ojos de tamaño mediano. A diferencia de la otras especies, la alimentación de los adultos incluye invertebrados (artrópodos, larvas y lombrices) y vegetales, especialmente en las poblaciones de El Tatio (Núñez et al. 1982). No existen diferencias en la alimentación de poblaciones estudiadas en la Región Metropolitana (Farellones) y Región de Antofagasta (San Pedro de Atacama) a pesar de la gran distancia entre ellas, siendo preferentemente insectívoras (Núñez et al.1982; Gutiérrez et al. 2008). Además, ha sido reportada su capacidad de cambiar el tamaño del intestino según la cantidad de alimento disponible en las poblaciones de ambas regiones (Naya et al. 2005, 2008). En vegas o lagunas, depositan cintas conteniendo miles de huevos de color negro, que son envueltos por un material gelatinoso. Las larvas de R. Spinulosa pueden acelerar su desarrollo en respuesta a la rápida desecación de la laguna donde fueron depositados, sin afectar su tamaño ni sobrevida (Márquez-García et al. 2010). Además, algunas posturas son realizadas en fuentes de agua que experimentan desecación por diferentes motivos, quedando expuestos al aire y no sobreviviendo. Recientemente en una región cordillerana de Argentina, se ha sido descrito que R. Spinulosa, construye nidos de barro para contener los huevos, evitando la deshidratación y muerte de las larvas (Sanabria & Quiroga 2011). En Chile, aún no se ha registrado esta estrategia de cuidado parental en esta especie.

Clasificación IUCN: LC Riesgo menor.